viernes, 5 de mayo de 2017

Mejorar el peso de uno mismo a través de la comunicación no violenta

El peso de uno mismo, el título de esta monumental escultura de Elmgreen & Dragset, situada a las orillas del río Saona en Lyon, me resulta evocador.

Su título me ha llevado a revisar una de las situaciones en las que el peso de uno mismo resulta especialmente cansado, pudiendo llegar a ser agotador,  es la dificultad para expresar nuestras necesidades emocionales.

Una parte fundamental es descubrir lo que siento y lo que necesito, otra encontrar la manera de que lo que diga coincida con lo que pienso, es decir aprender a comunicarme con sinceridad y sin crítica.

La comunicación no violenta, metodología desarrollada por Marshall B. Rosenberg, nos ofrece la posibilidad de desarrollar habilidades para relacionarnos en armonía.

Los cuatro componentes de la Comunicación no violenta, ofrecen una manera de comunicación desde el corazón, promueven el desarrollo de la escucha atenta, el respeto y la empatía.

1. Observación
"La forma más elevada de inteligencia consiste en observar sin juzgar"
Krishnamurti

2. Sentimiento
Identificar cómo nos sentimos ante una determinada  situación

3. Necesidades
¿Cuales son las necesidades que debemos atender que responden a nuestros valores y deseos?

4. Petición
¿Qué pedimos para enriquecer nuestra vida?

Fotografías: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral
Counseling integrativo-relacional Duelo y pérdidas
 abril 2017

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...